News Porteros / España Porteros de aquí Top stories

Edgar Badía, una de las grandes y bonitas revelaciones de esta temporada entre palos en la Liga

Le ha costado lo suyo pero al final ha conseguido uno de sus grandes objetivos en su carrera profesional como portero. El camino no ha sido fácil y eso que apenas una década atrás las cosas para Edgar Badía parecían casi a pedir de boca. Se proclamaba, junto a Muniaín, Morata, Isco, Koke o Sergi Roberto, campeón de Europa con la selección sub-19 en 2011. Entonces militaba en las categorías inferiores del Espanyol, había ido convocado con el primero equipo en alguna ocasión y las cosas pintaban bien para acabar de dar el salto a la élite y codearse entre los grandes de este deporte en una de las mejores y más competitivas ligas del mundo.

Pero el rumbo se torció y no ha sido hasta este año en las filas del Elche que ha podido demostrar su calidad como guardameta en Primera División, siendo uno de los que más para, gran baluarte bajo palos, e incluso sonando -puede que tímidamente- para poder ir convocado con la selección absoluta (el dubitativo rendimiento de Arrizabalaga en el Chelsea facilita el panorama, en este sentido, para otros porteros e incrementa sus opciones para ir como segundo o tercero de cara a la preparación de la Eurocopa de este verano).

Edgarbadia02

Badía es, en cierta medida, la reivindicación de la calidad de los porteros llamados (probablemente de forma equívoca) “bajitos”, casos por ejemplo también de Masip en el Valladolid o de Aitor Fernández en el Levante, pese a medir en todos los casos alturas cercanas o que rondan el 1,80 (Badía hace 1,79 m.). Sea como fuere, parece que hoy las preferencias bajo palos optan por guardametas de mayor estatura. De hecho, en una entrevista con el diario Marca, el propio Badia recordaba que en sus inicios en la escuela del Barça le echaron en Alevín B sin dar explicaciones aunque presumiblemente por anticipar que no tendría una gran talla. De allí se fue al Cornellà y, más tarde, al Espanyol, donde se formó y de cuya cantera verdaderamente se siente, explicaba.

Badía, nacido en 1992, tiene ya 29 años y no es, por lo tanto, una promesa. Pese a ello tiene la edad ideal, la de mayor rendimiento y madurez para estar como lo hace ante su gran oportunidad para asentarse entre los ‘elegidos’ (que son pocos) en Primera. Lo intentará – y de momento, ofreciendo un gran rendimiento- con el Elche, fijando en el corto horizonte la permanencia y la consolidación en la máxima categoría como el objetivo principal y prioritario de esta extraña y reñida campaña pandémica.

0 comments on “Edgar Badía, una de las grandes y bonitas revelaciones de esta temporada entre palos en la Liga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: